Vuelve La Rosa Blanca

¡Ya es oficial!

Vuelve La Rosa Blanca con la reedición de El mundo de las cuatro lunas, y lo hace cargada de sorpresas.

Si eres de los que ya se leyó el primer libro y tienes ganas de hacerte con el segundo, no te preocupes: iré revelando noticias sobre su publicación.

¡Permanece atento!

Cambios en el blog

Ante la necesidad de abrir nuevos apartados en el blog, he cambiado algunos aspectos previos.

  • Enlace a la tienda online de Serendipia: ya no aparece en el menú principal. Estaba destinado a morir ese apartado; si no era ahora, sería cuando publicara los siguientes. Lo encontraréis en Libros.
  • Apartado de Libros: ya no presenta El mundo de las cuatro lunas directamente, sino que se queda en una imagen que, al pinchar, redirecciona a la ficha del libro. Está mucho más completo, así que, si en algún momento desearais hacer una reseña del libro, tendríais toda la información necesaria ya colgada.
  • Podéis seguir comprando a través de Serendipia Store (online): hay dos formas, bien pinchando en Librerías (pero no en el apartado de Castilla-La Mancha, cuidado con eso), bien desde la ficha del libro en el botón Compra aquí.
  • Nuevo apartado en Actualidad: he abierto un Rincón del lector para publicar las fotos con los lectores, FanArt, etc. Conforme llegue a más gente la saga (y a mí vuestros trabajos), los iré subiendo.
  • Nuevo apartado en el menú principal: como habréis podido comprobar, entre Preguntas y Contacto ahora aparece Reseñas. Aunque de momento las únicas reseñas que me han llegado son las de Goodreads (muchas gracias, por cierto; sois geniales), estaré atenta a las nuevas para ir publicándolas.
  • Cambios de logo en Contacto: este es un cambio menor. Solo he modificado la forma de los logos porque… en fin, me gusta más la acuarela (cosas de aspirante a dibujante frustrada).
  • Mi nombre: también un cambio menor, una simple manía. En un principio había decidido dejarlo sin tilde para evitar que las personas menos avezadas a la informática pusieran el enlace mal, y también para que no sonara demasiado extraño a los visitantes extranjeros (no todo el mundo está acostumbrado al uso de nuestros signos de acentuación). Pero al final me ha podido la corrección ortográfica.

Con el tiempo seguiré haciendo cambios, que iré anunciando para evitar líos.

¿Próximos cambios que espero poder realizar?

  • Crear logo de la saga. Estoy trabajando actualmente en ello con un equipo estupendo. De momento es una idea muy primitiva; ya veremos en qué queda, pero tengo muy buenas vibraciones.
  • Lectura de los primeros capítulos online (prólogo y los dos primeros capítulos): me gustaría poder colgarlo en la página de inicio al blog y en las redes sociales. Es algo que estoy discutiendo con la editorial, porque, como lectora, estoy muy a favor de ofrecer muestras de los libros y saber si enganchan o no.
  • Libro en formato digital: la cesión de los derechos de explotación incluía este apartado, del que no son muy partidarios en la casa, pero yo estoy insistiendo mucho. ¿Favorecería la piratería? Sin duda, y también la difusión. Seguiré peleando para conseguir la venta en ebook y colocarlo en las plataformas principales.

 

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo y no dudéis en escribirme si tenéis alguna duda.

Mi experiencia en la Jornada de Manchaarte

Ayer finalmente se celebró la primera Jornada de Fantasía, Terror y Ciencia ficción organizada por Manchaarte en Ciudad Real.

Debo admitir que era mi primera vez en una mesa de debate de estos tres géneros (de cualquier género, en verdad) y que la disfruté como una enana. Tuve la oportunidad de conocer a grandes autores como Carlos Sisí, autor de Los Caminantes, y David Luna (El Laberinto Tennen) y Dioni Arroyo (Fractura). Fue una tarde llena de risas, grandes ideas, consejos y anécdotas que recordaré siempre con mucho cariño. Este tipo de experiencias sin duda nos abren el mundo a autores noveles como yo que luchamos día a día por hacernos un hueco en este mar de libros. Estoy muy agradecida por haber sido invitada y repetiría experiencia sin pestañear.

Si queréis ver la noticia en El Lanza, podéis pinchar aquí.

fantasacienciaficcin_73661_3701

 

 

 

Voluntad… y mucho café

unnamed

El otro día en la Manchacómic, una chica y un chico (majísimos) me preguntaron cómo era capaz de compaginar la vida de estudiante de medicina con la de escritora. Les respondí en broma que con mucho café. Bueno, eso es cierto en mis épocas de mayor estrés cuando el sueño es un lujo que no me puedo permitir, pero… no es mi rutina. Les dije eso porque, sinceramente, no sé cómo lo compagino. De hecho, sin haberme colocado todavía en la especialidad y el hospital que quiero y sin haberme dado a conocer como escritora fuera de mi entorno, no puedo decir siquiera que lo esté compaginando.

No sé cómo será mi vida cuando sea médica. Espero poder decir «es más fácil ser médico-escritora que estudiante-escritora», pero ¡quién sabe! Y es cierto, tampoco sé cómo lo compagino. Cada día es un juego de balanzas. Lo que sí tengo claro es que tanto para ser escritor como para ser médico hace falta un tipo especial de resistencia, que todos tenemos, pero que no todos trabajan. Porque, seamos sinceros, la voluntad es un músculo. Si no se ejercita, se va atrofiando.

Hay muchos escritores en España y conozco a muy pocos que se dediquen exclusivamente a escribir (y no mueran de hambre). Todos nosotros, de una manera u otra, por vocación o por obligación, nos dedicamos a algo más. Todos trabajamos a diario ese gran músculo llamado voluntad.

¿Que cómo lo compaginamos? Pues… con esfuerzo, supongo. Y café. Mucho café.

Presentación en Manchacómic

Bueno, ha finalizado una semana de mucho estrés en la que no he conseguido sacar un hueco para escribir ni un mísero párrafo, pero hoy por fin traigo algo nuevo. No es ningún cuento, ni relato, ni reflexión, pero sí noticias frescas: ¡Erhum llega al festival de la Manchacómic!

A las 12:00 h de este próximo sábado 8 de octubre (ya en octubre, ¡madre mía, cómo pasa el tiempo!), El mundo de las cuatro lunas llega al antiguo casino de Ciudad Real para la Manchacómic 2016.

Podéis pinchar aquí para ver el anuncio en la web oficial de Manchacómic.

 

BELENJPG.jpg

 

 

 

Cabos sueltos

Nos gusta la simetría; es bella. Pero la vida no siempre lo es, no hay una razón para todo, ni todo lo que nos ocurre es relevante. Quizá por eso buscamos refugiarnos en las historias, o simplemente fantasear.

Existe un contrato secreto entre el lector y el escritor, tanto que es raro oír hablar de él (y de seguro nunca lo veréis escrito). En él se dicen muchas cosas y todas se resumen a lo mismo: no engañar al lector. Por eso, porque no debemos engañarlo, porque sabemos que desea refugiarse de la realidad, los escritores tenemos el compromiso de ofrecerle cierta simetría a nuestra historia, de contarle lo relevante y de atar cabos. Este último punto es el más importante y, si se hace con una sutil ironía, mejor.

Pero, como decía, la vida nos cuenta otra historia. Podemos conocer a esa persona, esa con la que sentimos que todos los planetas se han alineado para que coincidamos, y no volver a verla. En un libro, nos toparíamos sí o sí una y otra vez hasta acabar juntos. Pero esta es la realidad.

Podemos tener una amistad durante años, de esas que creemos que serán para siempre, y que de repente nos eche de su vida sin más. Que no se moleste en hablar con nosotros para explicarnos qué hicimos mal o si hicimos algo mal, para saber qué cambió, por qué cambió… el porqué. Con el tiempo nos damos cuenta de que muchas personas prefieren callarse a explicar el porqué, y es que en el silencio, entre otras muchas cosas, abundan los cobardes. En la ficción, tarde o temprano se descubriría el motivo o esa persona que nos hizo daño acabaría recibiendo su merecido por alguna clase de justicia divina (también llamada escritor). Pero esta es la realidad.

Podemos conocer a alguien maravilloso a quien no nos merecemos, pifiarla de manera estrepitosa y no volvérnoslo a cruzar, no tener jamás la oportunidad de decirle cuánto lo sentimos y no recibir siquiera un castigo por nuestra estupidez. En la ficción, nos lloverían desgracias como si hubiésemos roto mil espejos (y como si de verdad romperlos diese mala suerte) y, aunque fuera al cabo de años, volveríamos a cruzarnos con esa persona y podríamos pedirle perdón o ver lo increíble que es su vida y lo poco que se acuerda de nosotros. Pero esta es la realidad.

No, la vida no es simétrica y, si bien es bella, tiene un tipo de belleza extraña, de esa que se descubre conforme se va viviendo. Tiene demasiados cabos sueltos y muchos de ellos no se cierran ni siquiera tras la muerte. Un día estamos y al siguiente nos hemos ido. No nos llevamos más que lo que hayamos aprendido, ni dejamos más de lo que hayamos enseñado (que no logrado, ni demostrado, ni presumido). No, no creo que haya una razón para todo, pero sí que creo que de todo se puede sacar como mínimo una lección.

 

cabo_nosuelto